Devocional diario


Prepárate para recibir de Dios su victoria

 

La gran batalla del ser humano

2019-04-25


...

1. Oración inicial

"Padre Amado, examina mi corazón, mira si hay en mí malos hábitos, vicios, complejos, ataduras, conflictos, tormentos, caminos sin salida, pasiones desordenadas, libérame de ellas y encamíname a sendas de rectitud, y pon en mí un nuevo corazón y un espíritu afable y apacible, te amo Señor, amén."

...

2. Lee la palabra de Dios

“Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida”, Proverbios 4:23

“Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios”, 1 Pedro 3:3-4

...

3. Reflexiona

Jesús enfatizó en el tema del corazón, porque el corazón es, sin lugar a dudas, el punto crucial de todo propósito, es allí donde le podemos abrir la puerta a Cristo o a Satanás.

La psicología y sus métodos más avanzados de la ciencia no han podido liberar al hombre de sus grandes ataduras existentes; pues la fuente del problema humano está en el corazón, en un EGO innato e insaciable. Alguien dijo: “¡Satanás no es nuestro mayor enemigo! Los grandes adversarios que el hombre enfrenta son los aspectos de su vida egocéntrica, no redimidos, no sometidos y ocultos”.

El hombre se ha hundido en abismos mentales y emocionales, y desconoce la forma de librarse, de huir o escapar de ellos. Se ha encerrado en prisiones de la vida egocéntrica, tales como: rutinas, hábitos arraigados, ideas fijas, vicios, complejos, ataduras, conflictos, tormentos, callejones sin salida, pasiones desordenadas, de las cuales no puede o no sabe cómo escapar, es tal que hasta los cristianos nacidos de nuevo luchan contra estas cosas.

Jesucristo tiene la solución a los males de la humanidad, pues los problemas reales del hombre son espirituales. Jesús dijo: “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (Juan 8:32). Este es el profundo anhelo de nuestro Señor Jesucristo, cuya verdad nos ha sido presentada para hacernos libres de toda atadura. Dios no ha dejado al hombre sin esperanza, pues le ha provisto la forma de tener nuevo corazón y espíritu afable y apacible a través de un encuentro con Jesucristo. Cuando recibimos a Cristo en nuestro corazón, no quiere decir que la solución sea instantánea; es progresiva a medida que obedecemos su Palabra y esto es de grande estima delante de Dios

...

4. Alaba a Dios

...

5. Comparte

Comparte en Facebook este devocional

AYUDA A CONEXION DE VIDA

Sigue leyendo

Ver Archivo devocional

Cuando no consultamos a Dios 2015-11-10

Josué 9:14-16, 1 Juan 2:15-17

El pueblo de Gabaón usó la diplomacia y el engaño para pactar una alianza con Israel, usaron la astucia para engañar a Josué y hacerle creer que ...

Leer

Siguiendo el ejemplo 2016-02-21

Hebreos 11:7, Génesis 8:20

Noé fue un hombre de fe, supo reconocer a Dios en medio de una generación perversa. Fue ejemplo de vida para su familia, como buen padre demostró s...

Leer

Constructores sabios 2016-08-27

Salmo 127:1; 1 Reyes 9:3-8

Que clara verdad para nosotros los creyentes, si Dios no es el fundamento de nuestra vida, en vano podemos edificar la vida de otros y específicament...

Leer

La libertad de Dios 2018-10-24

1 Pedro 2:16

La libertad no está en hacer todo lo que queramos o en seguir sin límites lo que desean nuestros sentidos, porque esto nos lleva a ser esclavos de n...

Leer

Jesús sigue buscando posada en los corazones 2018-12-16

Lucas 2:1-7

Durante el imperio romano los censos se hacían cada catorce años con el doble objetivo de cobrar impuestos y ver quien era apto para el servicio mil...

Leer

Verdaderamente libres 2019-05-29

Juan 8:32 y Juan 8:36

Libertad según el diccionario se define como la capacidad del ser humano de actuar según sus valores, criterios, razón y voluntad. Pero hoy en día...

Leer

¿Quieres más? ¡Síguenos en Facebook!

Dale like a Conexión de Vida y sigue conectado


Síguenos en nuestras redes sociales.