Devocional diario


Prepárate para recibir de Dios su victoria

 

Dios no tiene la culpa

2018-11-30


...

1. Oración inicial

"Señor, tú quitaste la culpa por mis pecados por medio de tu hijo Jesús, en la cruz me has liberado y ya no soy condenado. Guíame para vivir de acuerdo a tu plan y servirte con todas mis fuerzas. Amén."

...

2. Lee la palabra de Dios

"La insensatez del hombre pervierte su camino y enfurece su corazón contra el Señor.", Proverbios 19:3

"Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.", Santiago 1:13-15

...

3. Reflexiona

Muchas personas se enojan contra Dios, culpándolo de la situación por la que están pasando, “a mí me tocó esta vida”, pero también echándole la culpa a algo que no existe, a la suerte, “a mí me tocó esta suerte…”, culpan al destino o a la suerte, a una falsa causalidad o a la casualidad. Esto se conoce como fatalismo y es algo predominante en cultos paganos,

La Biblia nos revela las profundidades del corazón del hombre, mostrándonos que somos responsables morales de lo que hacemos, si bien no podemos cambiarnos nosotros mismos, somos responsables de aceptar el plan de Dios o rechazarlo, somos responsables moralmente de ser personas de fe o seguir en la incredulidad (Juan 20:27, Ezequiel 18:20).

Contundentemente la escritura nos enseña acerca de esta responsabilidad moral: “Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.” (Juan 3:17-18).

Si no aprobamos tener en cuenta a Dios, tendremos una mente reprobada, con tendencia solo al mal, a seguir los deseos equivocados, lo que desembocará en conductas perversas con consecuencias de dolor y muerte, “recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío.”. (Romanos 1:18-32)

Dios no tiene la culpa, pero si nos quita la culpa por medio de la fe en Jesús. Así que no vivamos resentidos contra Dios, porque es de nosotros la responsabilidad de ir a la Luz, para que sean abiertos nuestros ojos, no sea que luego seamos de aquellos a los cuales se les diga que: “Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.” (Juan 3:19).

...

4. Alaba a Dios

...

5. Comparte

Comparte en Facebook este devocional

AYUDA A CONEXION DE VIDA

Sigue leyendo

Ver Archivo devocional

Dios de pactos 2016-01-28

Éxodo 34: 8-10

Dios Padre pide a Moisés subir al monte Sinaí para reescribir en las tablas de piedra lo que había sido quebrado (éxodo 34:1) y cuando Dios se man...

Leer

El amor practica la justicia y la verdad 2016-05-19

1 Corintios 13:6

La palabra de Dios nos enseña que debemos actuar con justicia y con verdad. En Efesios 6:14 se nos enseña “Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros ...

Leer

Perdonar nos libera 2016-12-18

Mateo 5:38-44

Parece algo ilógico que el Señor nos pida esto, pues cuando somos agraviados, queremos desquitarnos, pero el amor de Dios va mas allá de lo natural...

Leer

Resucítame 2017-11-22

1 Corintios 15:17

Jesús tomó nuestro lugar en la cruz y ofreció su vida por nosotros. Cuando recibimos por fe al Señor Jesucristo en nuestro corazón se produce un ...

Leer

El ciego 2018-04-27

Juan 9:25

La vida sin Jesús habitando en nuestro interior es de oscuridad total, Él es la luz verdadera que alumbra a todo hombre y solo mediante la fe en el ...

Leer

No hay justo desamparado 2018-09-19

Salmo 37:25-26

David siendo anciano escribe estas palabras llenas de sabiduría. Habla por su propia experiencia en su caminar con el Señor, y por lo que pudo ver, ...

Leer

¿Quieres más? ¡Síguenos en Facebook!

Dale like a Conexión de Vida y sigue conectado


Síguenos en nuestras redes sociales.