Devocional diario


Prepárate para recibir de Dios su victoria

 

Acerquémonos al trono de Gracia

2018-09-14


...

1. Oración inicial

"Amado Dios, qué maravillosa bendición me has dado al tener al Señor Jesucristo como sumo sacerdote, mi mediador, quien entiende mis debilidades, quien me colma de gracia y misericordia al acercarme a tu trono confiadamente. Gracias Padre por acudir en mi ayuda cuando a ti clamo. Alabado sea tu nombre, amén."

...

2. Lee la palabra de Dios

“Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro”, Hebreos 4:15-16

...

3. Reflexiona

El sacerdote en el Antiguo Testamento era la voz del pueblo hacia Dios, quien hacia los sacrificios de animales y así el pueblo recibía el perdón de pecados. Esto era una tipología del Señor Jesús, quien hoy es nuestro sumo sacerdote y a la vez la ofrenda por el perdón de nuestros pecados, sólo que esta vez fue único sacrificio y para siempre.

La Palabra nos dice que tenemos un sumo sacerdote: Jesucristo, que se compadece de nuestras debilidades, pues Él supo lo que fue sufrir el hambre, soportar la aflicción y la tristeza, hasta el punto que el evangelio de Juan cuenta que Jesús lloró. Él nos entiende, ya que él fue tentado en el desierto y sufrió de la misma manera que nosotros, sólo que él no pecó. Él dio su vida para ayudarnos en nuestra impotencia, perdonar nuestros pecados, limpiarnos con su sangre y acercarnos al Padre. Solo Él traspasó los cielos y se convirtió en nuestro sacerdote para que nos representara en el trono celestial.

Tal vez no nos acercamos íntimamente al trono del Señor porque nos inculcaron la imagen de un Dios severo, castigador y muy lejano, inalcanzable para nosotros como pecadores, sin embargo, la Palabra nos habla que él se entregó a sí mismo para que alcanzáramos por medio de su sacrificio la entrada personal al trono de nuestro Padre celestial.

Acerquémonos "confiadamente" al trono de Dios con reverencia, no con ligereza y falta de seriedad. Podemos hablar con total libertad y sinceridad con el Señor Jesucristo, Él nos comprende, Él conoce nuestras debilidades y las podemos compartir con Él. Abramos el corazón ante su presencia.

Hermano preséntate ante su Trono, con la total seguridad de que allí recibiréis misericordia, gracia y el oportuno socorro en tiempos de necesidad.

...

4. Alaba a Dios

...

5. Comparte

Comparte en Facebook este devocional

AYUDA A CONEXION DE VIDA

Sigue leyendo

Ver Archivo devocional

Mantente obediente y serás bendecido 2015-10-19

Josué 1: 7-8, 22:5

Como la bendición sigue a la obediencia, este pasaje nos da las instrucciones para que el cumplimiento de las promesas de Dios, sean una realidad cua...

Leer

Su favor 2017-07-21

Salmo 103:1-5

Si fuese por nuestro comportamiento, o por méritos propios, no mereceríamos algún favor o bendición de Dios. Si fuese por nuestras obras de justic...

Leer

Excusas. Parte 1 2017-08-04

1 Samuel 13:11-13

Saúl debía esperar a Samuel, obedeciendo y confiando en el mandato de Dios. Pero se desesperó, no confió en Dios y pecó. El gran problema de Saú...

Leer

Postrados adorémoslo 2017-12-25

Lucas 2:15-20

Te has preguntado alguna vez ¿por qué Dios escogió a unos sencillos pastores para que fueran los primeros en escuchar la buena noticia? Era un grup...

Leer

Nueva oportunidad de vivir 2018-01-15

Efesios 2:1-7

Estábamos muertos por el pecado, sin vida espiritual. Éramos como cadáveres vivientes, con un espíritu perdido y caído. Este estado de pecado nos...

Leer

Habitar en armonía 2018-02-19

Salmo 133:1, 3b

La vida cristiana se vive en comunidad, y dice la Biblia: “no dejando de congregarnos,…” Hebreos 10:25a, pero no sólo es el hecho de estar junt...

Leer

¿Quieres más? ¡Síguenos en Facebook!

Dale like a Conexión de Vida y sigue conectado


Síguenos en nuestras redes sociales.