Devocional diario


Prepárate para recibir de Dios su victoria

 

Perdóname Jesús

2018-06-14


...

1. Oración inicial

"Señor Jesús, hoy me acerco a ti con un corazón contrito y humillado, te pido perdón por andar en los deseos de mi carne y no en el Espíritu. Quiero experimentar la limpieza, el gozo, el olvido de mis pecados. Quiero cambiar mi vida y mantener una comunión constante contigo, y un compromiso renovado para servirte con un corazón sincero. Amén."

...

2. Lee la palabra de Dios

“Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención”, Efesios 4:30

“Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne”, Gálatas 5:16

...

3. Reflexiona

La carnalidad es un estado donde el creyente ha dejado de vivir bajo la dirección del Espíritu de Dios y vive bajo el control de su “yo”. Es un estado de permanente angustia porque sus ojos ya fueron abiertos a la Verdad revelada de Dios, pero le cuesta seguirla.

El cristiano carnal experimenta culpa porque no vive en santidad, su alma está seducida por las cosas del mundo, le falta sabiduría para servir al Señor, mira la obra de Dios como una carga y lo más triste es que su corazón está endurecido y carente de amor para Dios y los demás. El orgullo, la vanidad y la vanagloria hacen que no trate bien a los otros y se derrumba emocionalmente porque vive en altibajos. Cualquiera de nosotros podemos estar experimentando estos síntomas si hemos descuidado nuestra vida espiritual.

Dios quiere restaurarnos porque nos ama y sabe que esa condición llena nuestra alma de cargas que nos impiden orar, que nos nubla el entendimiento para escuchar la Palabra de Dios. Él hará todo lo indecible para que sepamos que sólo podemos salir de nuestra crisis espiritual cuando volvamos la mirada a Él y renovemos nuestra comunión.

Como dice Job 22: 21-23 “Vuelve ahora en amistad con él, y tendrás paz; Y por ello te vendrá bien. Toma ahora la ley de su boca, y pon sus palabras en tu corazón. Si te volvieres al Omnipotente, serás edificado; alejarás de tu tienda la aflicción”. Es el momento de pedir perdón, pedir limpieza, reconocer nuestro pecado, confesarlo y restaurar nuestra comunión.

El Señor es compasivo y misericordioso y siempre está presto a perdonar. La obra de restauración comienza con el perdón y un cambio interno, sólo Dios puede crear un corazón nuevo y limpio, por eso como David digámosle al Señor: “Crea en mi oh Dios un corazón limpio y renueva un espíritu recto dentro de mí”. Un espíritu firme y noble que nos recuerde lo que somos en Cristo, que nos lleve a experimentar de nuevo la presencia vivificante del Espíritu Santo y nos devuelva el gozo de su salvación.

Una nueva reconciliación con Dios debe llevarnos a un compromiso más profundo con Él.

...

4. Alaba a Dios

...

5. Comparte

Comparte en Facebook este devocional

AYUDA A CONEXION DE VIDA

Sigue leyendo

Ver Archivo devocional

En Dios hay provisión 2015-09-09

Salmos 37:25-28

Las promesas de Dios están a nuestro alcance. Dios promete nunca dejarnos, ni abandonarnos, promete proveer para nosotros siempre. En el Salmo 37 una...

Leer

Los frutos de la muerte de Cristo 2016-02-09

1 Pedro 2:24

La muerte de Jesucristo en la cruz tenía no solo el propósito de salvar a la humanidad perdida, llevando nuestros pecados sobre el madero, soportand...

Leer

El auténtico amor 2016-03-31

1 Corintios 13:4-7

El amor es la marca distintiva del cristiano, la ausencia de amor anula todo lo demás. El amor que Dios quiere que expresemos es del 1 de Corintios 1...

Leer

El hombre actual 2017-07-17

2 Timoteo 3

Contrario al carácter de Jesús, es el carácter del hombre, en los tiempos actuales. Totalmente alejados de la verdad, se han envanecido en sus prop...

Leer

La carne es débil 2017-10-15

Mateo 26:41

La carne bíblicamente puede entenderse como el hombre actuando independientemente de Dios, en su propia naturaleza humana, sin tener en cuenta la dir...

Leer

No hay cristianismo sin cruz 2019-01-27

Mateo 10:26-28

Cuando pasamos experiencias dolorosas y difíciles, podemos sumirnos en la oscuridad. Pero Dios nos enseña y lo que aprendamos estando ahí, lo usar...

Leer

¿Quieres más? ¡Síguenos en Facebook!

Dale like a Conexión de Vida y sigue conectado


Síguenos en nuestras redes sociales.