Devocional diario


Prepárate para recibir de Dios su victoria

 

Señor renueva mis fuerzas

2018-03-03


...

1. Oración inicial

"Amado Dios, a cada instante de mi vida busco tu presencia, sólo ahí soy investido con poder de lo alto y renuevo mis fuerzas para continuar. Tú eres mi fortaleza, mi castillo y mi Dios, y sólo en ti confiaré. Gracias Señor, amén."

...

2. Lee la palabra de Dios

“Porque nadie será fuerte por su propia fuerza”, 1 Samuel 2:9b

“El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas”, Isaías 40:29

...

3. Reflexiona

Hay momentos difíciles que tenemos que sobrellevar en el transcurso de nuestra vida, donde las fuerzas se agotan y el corazón se aflige en gran manera y sólo queda aliento para exhalar un clamor a Dios. El Señor Jesús también libró esta batalla en el huerto de Getsemaní: “… y comenzó a entristecerse y a angustiarse. Y les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte” Marcos 14:33b-34a, pero acudió a Dios diciendo: “…Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.” Lucas 22:42-43.

Cuando pasamos por problemas que nos agobian, muchos buscamos salidas equivocadas, unos se refugian en el alcohol, las drogas, las fiestas, la pornografía y cosas similares, que lejos de traer paz al corazón, no hacen sino aumentar los problemas. Pero Jesús nos mostró la solución la cual es buscar a Dios en oración. “Y se le apareció un ángel del cielo para fortalecerle”, “Y estando en agonía, oraba más intensamente” Lucas 22:43, 44a.

La Biblia nos cuenta de la congoja y el dolor de muchos hombres y mujeres de la antigüedad, pero buscaron a Dios y Él los libró de todas sus angustias. Una, es Ana la mamá del profeta Samuel, vivió la afrenta de la esterilidad, al punto de decir: “yo soy una mujer atribulada de espíritu; […] y he derramado mi alma delante de Jehová” 1 Samuel 1:15 y el Señor escucho su clamor. “Y se fue la mujer […], y no estuvo más triste. Y levantándose de mañana, adoraron delante de Jehová, […]. Aconteció que al cumplirse el tiempo, después de haber concebido Ana, dio a luz un hijo, y le puso por nombre Samuel, diciendo: Por cuanto lo pedí a Jehová”. 1 Samuel 1:18b-20

El salmista Asaf proclama: "Mi carne y mi corazón desfallecen; Mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre”. Salmo 73:26.

Así es, que si hoy sientes que desfalleces, aprópiate de lo que Pablo nos dice: “fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza” Efesios 6:10. El Señor renueva cada día nuestra fuerza para continuar.

...

4. Alaba a Dios

...

5. Comparte

Comparte en Facebook este devocional

AYUDA A CONEXION DE VIDA

Sigue leyendo

Ver Archivo devocional

Haced todo lo que Él os diga. 2017-05-01

Juan 2:1-8

Cuando las personas se acercan a nosotros a pedir consejo para sus problemas, generalmente les decimos que hagan lo que la Palabra de Dios dice respec...

Leer

Coloca tu don al servicio de otros 2017-05-23

1 Corintios 12:1:11 y 1 Pedro 4:10

No hay ningún ser humano que esté desprovisto de dones. Esto nos lleva a meditar en personas que tienen alguna discapacidad física o emocional, per...

Leer

¿Problema o posibilidad? 2017-05-27

Romanos 8:35-39

Para cualquier cristiano desalentado en el día de hoy este poderoso pasaje ofrece la seguridad del amor de Cristo, que está presente en cada momento...

Leer

La plenitud de la vida en Cristo 2018-06-25

Filipenses 1:18-24

El pueblo que pertenece a Dios está llamado a ser santo, a llevar un estilo de vida que glorifique a Dios. ¿Qué tan confiados podemos decir como Pa...

Leer

Ceder el control 2018-11-12

Tito 3:5

Si la salvación fuese por méritos propios nadie cumpliría con el estándar de santidad para estar en la presencia de Dios. ¿Ante su majestad y San...

Leer

Caminad una milla más 2019-05-06

Mateo 5:38-42

La humanidad tiene dos formas de vivir: con Dios o sin Dios, con normas conforme al Reino de Dios o conforme al estilo del mundo y es triste que la ma...

Leer

¿Quieres más? ¡Síguenos en Facebook!

Dale like a Conexión de Vida y sigue conectado


Síguenos en nuestras redes sociales.