Devocional diario


Prepárate para recibir de Dios su victoria

 

La paz de Dios guarda nuestra mente y nuestro corazón

2017-01-01


...

1. Oración inicial

"Señor tu eres la fuente de paz, ese don divino que es el fruto de tu Espíritu y que queremos experimentar para tener sanidad y bienestar en todos los aspectos de nuestra vida. Ayúdanos a vivir en paz en este mundo caótico y violento, inundanos de tu paz , que sobrepasa todo entendimiento y mantén nuestros pensamientos y corazones en quietud y reposo en medio de las crisis, para poder extender nuestra mano y levantar a otros."

...

2. Lee la palabra de Dios

"La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.", Juan 14:27

"Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.", Filipenses 4:7

"Por lo cual, levantad las manos caídas y las rodillas paralizadas; y haced sendas derechas para vuestros pies, para que lo cojo no se salga del camino, sino que sea sanado. Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados.", Hebreos 12: 12-15

...

3. Reflexiona

Vivir en santidad armoniza con vivir en paz. Una buena relación con Dios conduce a una buena relación con los demás. Aunque no siempre vamos a a estar de acuerdo con otros, debemos buscar la paz con todos a medida que logramos ser más semejantes a Cristo. Jesús nos ofrece una paz que el mundo no puede ofrecer, esa paz es interior y nos permite estar tranquilos a pesar de las dificultades y los problemas a que nos enfrentamos. Cuando experimentamos esa paz nuestra mente está mas despejada y nuestro corazón más calmado para tomar mejores decisiones.

Cuando permitimos que el Espíritu llene completamente nuestras vidas, entonces usaremos nuestras crecientes fuerzas para ayudar a quienes están cerca de nosotros que son débiles y que están luchando, ayudándolos a levantarse y seguir las sendas derechas.

Pensemos que una raíz de amargura puede apoderarse de nosotros cuando dejamos que las diferencias o los desacuerdos crezcan hasta volverse resentimientos y así como una pequeña raíz crece hasta convertirse en un gran árbol, una pequeña amargura que brote en nuestro corazón puede dañar nuestras más profundas relaciones, alimentando rencores, celos y pleitos. Sólo el Espíritu Santo puede sanar la herida que causa la amargura.

...

4. Alaba a Dios

...

5. Comparte

Comparte en Facebook este devocional

AYUDA A CONEXION DE VIDA

Sigue leyendo

Ver Archivo devocional

Ir a la luz 2017-07-01

S.Juan 3:20-21

La verdad de Jesús revela aún los secretos más íntimos de nuestro corazón. Su palabra penetra hasta lo más profundo y realiza un diagnóstico pr...

Leer

Amor en hechos y verdad 2017-08-30

1 Juan 3:18

El amor esencial es el amor de Dios, desde donde emana todo amor sincero y verdadero. En la Biblia, el amor es definido en el contexto de lo que se h...

Leer

Tengo fuerzas en aquel que me fortalece 2018-06-06

Filipenses 4:13 y Efesios 6:10

En tiempos de Pablo, la iglesia cristiana tuvo que enfrentarse al pensamiento filosófico del estoicismo, esta doctrina estaba basada en el dominio y ...

Leer

Dios hace un llamado 2019-05-05

Mateo 4:21-22

Muchas veces pensamos que el llamado sólo es para profetas, apóstoles, evangelistas, pastores o maestros, pero todos estamos obligados a atender el ...

Leer

2019-08-15

2 Corintios 1:20

Dios no duda, no dice “tal vez” o “probablemente lo haré”. Dios hace lo que dice, cumple lo que promete. (Números 23:19-20). En Cristo nos ...

Leer

Características de un corazón que agrada a Dios 2019-08-27

Proverbios 4:23

El creyente con un corazón cambiado está llamado a poner en práctica la gracia obtenida, guardando su corazón (santidad), y permitiendo ser dirigi...

Leer

¿Quieres más? ¡Síguenos en Facebook!

Dale like a Conexión de Vida y sigue conectado


Síguenos en nuestras redes sociales.