Devocional diario


Prepárate para recibir de Dios su victoria

 

La mies es mucha

2015-10-22


...

1. Oración inicial

"Padre Amado, si los frutos no se recogen se caen y se pierden, por tanto, ayúdame a ser un obrero aprobado para trabajar en tu mies, la gente se pierde porque no hay quien le hable las buenas nuevas, te ruego Señor envía obreros a tu obra. Gracias Señor. Amen"

...

2. Lee la palabra de Dios

“Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, más los obreros pocos. Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies”

...

3. Reflexiona

Después del Sermón del monte, Jesús comienza a hacer muchas señales por todos lados, fue sanando toda enfermedad y dolencia del pueblo. Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas y predicando el evangelio del Reino, mientras lo hacía se topaba con gente muy necesitada.

La gente que lo escuchó y lo vio hacer tantos milagros, se juntaban en multitudes para ver a Jesús y escuchar su palabra. Jesús era grandemente conmovido al ver la condición espiritual en que vivía la gente.

Jesús vio la multitud como a una mies, o un campo que está listo para recoger el fruto. Para que el campo produjera el fruto esperado, se necesitaban personas que trabajaran la tierra, un arado con dos bueyes que se amarraban para surcar la tierra. Posteriormente se sembraba la semilla y se esperaba la lluvia que viene del cielo. Una vez hecho esto, era cuestión de tiempo para ver el fruto en el campo. Después de un tiempo, salía la planta, luego salían las espigas y en las espigas salía el grano del trigo que le daba a la mies un color blanco característico, que hacía que los campesinos se dieran cuenta que los campos estaban listos para recoger el fruto. Jesús dijo en una ocasión a sus discípulos: “¿No decís vosotros: Aún faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega” (Juan 4:35). Pues, Jesús estaba hablando a los discípulos en un sentido espiritual no en un sentido literal, él se estaba refiriendo a que había llegado el tiempo de alcanzar el mundo con el Evangelio.

Jesús, hoy sigue mirando con compasión la condición espiritual en la que vive la presente generación, y tú que hoy lees esta reflexión levántate como obrero aprobado, la mies es mucha, los obreros pocos y el tiempo se ha acortado.

...

4. Alaba a Dios

...

5. Comparte

Comparte en Facebook este devocional

AYUDA A CONEXION DE VIDA

Sigue leyendo

Ver Archivo devocional

Efectos del pecado en tu vida 2016-07-29

Juan 8:34, Romanos 3:23 y Salmo 38:1-7

Todos tenemos naturaleza pecaminosa y en determinado grado estamos esclavos del pecado, dado que nos domina internamente. El pecado tiene consecuencia...

Leer

Perdonar nos libera 2016-12-18

Mateo 5:38-44

Parece algo ilógico que el Señor nos pida esto, pues cuando somos agraviados, queremos desquitarnos, pero el amor de Dios va mas allá de lo natural...

Leer

¿Dudas? Parte 3 2017-06-30

Santiago 1:6

Es inevitable tener dudas, pero no por esto debemos dejar que nos lleven a la incredulidad, al desánimo y a que situaciones externas nos roben la paz...

Leer

El primer lugar en el Reino de Dios 2017-09-02

Marcos 9:33-36

¿A quién no le gusta el primer lugar, el reconocimiento y el aplauso? Nuestra naturaleza egocéntrica nos lleva a buscar esto como fuese y disputarl...

Leer

Dios nunca nos deja 2018-06-15

1 Reyes 17:2-6

Cuando Dios llama a Elías le da palabra para que diga al rey Acab que viene una gran sequía sobre la tierra de Israel a causa de la idolatría. Eran...

Leer

Predicad con la sabiduría de Dios 2019-05-17

1 Corintios 2:1-5

Pablo salió de Atenas para ir a Corinto y halló a un judío llamado Aquila, recién venido de Italia con Priscila, su mujer, y se quedó con ellos, ...

Leer

¿Quieres más? ¡Síguenos en Facebook!

Dale like a Conexión de Vida y sigue conectado


Síguenos en nuestras redes sociales.