Devocional diario


Prepárate para recibir de Dios su victoria

 

¿A quién estoy orando? Parte 3

2015-09-03


...

1. Oración inicial

"Eterno Dios, cuanto amo tu Palabra, de día y de noche es mi meditación, a través de ella te he conocido, y tú me has respondido cuando a ti he clamado. Te has complacido en tanta misericordia y como dijo David: Por tanto, a ti cantaré, gloria mía, y no estaré callado. Jehová Dios mío, te alabaré para siempre. Amen."

...

2. Lee la palabra de Dios

“Te glorificaré, oh Jehová, porque me has exaltado, Y no permitiste que mis enemigos se alegraran de mí. Jehová Dios mío, A ti clamé, y me sanaste. Oh Jehová, hiciste subir mi alma del Seol; Me diste vida, para que no descendiese a la sepultura. Cantad a Jehová, vosotros sus santos, Y celebrad la memoria de su santidad. Porque un momento será su ira, Pero su favor dura toda la vida. Por la noche durará el lloro, Y a la mañana vendrá la alegría. En mi prosperidad dije yo: No seré jamás conmovido, Porque tú, Jehová, con tu favor me afirmaste como monte fuerte. Escondiste tu rostro, fui turbado. A ti, oh Jehová, clamaré, Y al Señor suplicaré. ¿Qué provecho hay en mi muerte cuando descienda a la sepultura? ¿Te alabará el polvo? ¿Anunciará tu verdad? Oye, oh Jehová, y ten misericordia de mí; Jehová, sé tú mi ayudador. Has cambiado mi lamento en baile; Desataste mi cilicio, y me ceñiste de alegría. Por tanto, a ti cantaré, gloria mía, y no estaré callado. Jehová Dios mío, te alabaré para siempre”.

...

3. Reflexiona

No debemos orar solo una o dos veces, sino frecuente y diligentemente, contándole a Dios los deseos de nuestro corazón, y permitiéndole oír nuestras voces. Es por esto que la Palabra nos dice: “sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias” (Filipenses 4:6), cosa que sucede como resultado de oraciones diligentes y persistentes.

Es importante que cuando nos dirigimos a Dios reconozcamos nuestra finitud, seamos conscientes de la diferencia que hay entre nosotros —seres limitados y pecaminosos— y el Gran y Justo Juez ante el cual todos, un día nos presentaremos.

Solo a través de la lectura y la meditación en la Palabra, aprendemos a armonizar nuestra voz (peticiones) con la voz (respuestas) de Dios.

Pregúntese: ¿A quién estoy orando? ¿Cómo es Él? ¿Qué quiere? ¿Qué espera de mí? ¿Cómo puedo confiadamente traerle mis peticiones si no lo conozco? La Biblia es la que me da respuesta a todas esas preguntas. Sin la Biblia no sé quién es Dios ni por qué se interesa en mí.

En el Salmo 30: David está muy enfermo, a punto de morir y le hace una petición a Dios: “A ti, oh Jehová, clamaré, y al Señor suplicaré”.

Leyendo los Salmos, sabemos que David sabe quién es Jehová. Sabe que como hijo tiene todo derecho de pedirle ayuda. Abre su corazón y le dice a Dios: “¿Qué provecho hay en mi muerte cuando descienda a la sepultura? ¿Te alabará el polvo? ¿Anunciará tu verdad? Oye, oh Jehová, y ten misericordia de mí; Jehová, sé tú mi ayudador”.

Y vemos que Dios gloriosamente le responde por lo dicho por David: “Has cambiado mi lamento en baile; desataste mi cilicio, y me ceñiste de alegría. Por tanto, a ti cantaré, gloria mía, y no estaré callado. Jehová Dios mío, te alabaré para siempre”.

La oración no es unidireccional, es decir, David no estaba alzando una petición al aire sin saber quién le estaba escuchando. Igual que David, yo puedo confiadamente decir: “Oye, oh Jehová, tú eres mi ayudador”. Es la Biblia, explicándome quién y cómo es Dios, la que me impulsa a la oración y a confiar en Dios que me escucha.

...

4. Alaba a Dios

...

5. Comparte

Comparte en Facebook este devocional

AYUDA A CONEXION DE VIDA

Sigue leyendo

Ver Archivo devocional

Llevar la cruz 2016-03-27

Mateo 27:32

Cuando estamos dispuestos a seguir a Jesús, esto significa tomar la cruz. Para poder hacerlo debemos negarnos a nosotros mismos, entender que ya no s...

Leer

No te preocupes por el mañana. Parte 2 2016-11-04

Lucas. 12: 26

El valor que tenemos es inmenso para Dios, tanto así que dió a su Hijo unigénito en pago por nuestros pecados, no mereciendo más que un destino de...

Leer

La Ley de la Reciprocidad 2017-04-17

Lucas 6:38

Jesús estableció la manera como debemos dar y nos dio su ejemplo. Él se dio así mismo por las necesidades de la humanidad sin reservas. Dio su vid...

Leer

Obedecer 2017-10-31

Levítico 18:1-5

Dios nos enseña que la obediencia a su Palabra es la demostración de que andamos en amor, es decir, amamos a Dios por eso obedecemos lo que Él dice...

Leer

Dios manda escuchar su voz 2018-10-14

Jeremías 7:23-24

El día que Dios saca al pueblo de Israel de la tierra de Egipto, no les pide holocaustos, sino que simplemente les dice: “Escuchad mi voz” pero e...

Leer

El pecado del hombre es lo que contamina el medio ambiente 2019-03-18

Isaías 24:4-6

El pecado del ser humano es lo que contamina la tierra. ¿Por qué razón? El pecado conlleva a traspasar los límites, a quitar el equilibro que Dios...

Leer

¿Quieres más? ¡Síguenos en Facebook!

Dale like a Conexión de Vida y sigue conectado


Síguenos en nuestras redes sociales.